El Pasaporte

Viajábamos a Atlanta un viernes a las 9:30 am, todo lo teníamos preparado porque era nuestro primer viaje a Estados Unidos. Estábamos muy contentos, la noche del jueves hicimos maletas todo muy normal, sacamos nuestros pasaportes para el viaje y revisando el mío veo que tenía el pasaporte vencido hacía 6 meses, por lo tanto no podía salir del país y ya eran las 10 pm del jueves. Mi esposo y yo entramos en pánico, ¿que hacíamos? le dije que viajara él con nuestro hijo y que yo viajaría el sábado pagando la multa por cambiar el día de viaje.

Pero surgió un problema, mi esposo no podía salir con nuestro hijo sin una autorización autenticada donde yo permitía que el niño pudiera viajar solo con el papá. Entonces nos surgieron 3 ideas para solucionar el problema: Una era que yo estuviera antes de las 8 am ( a esa hora empieza la atención al público) en la notaria, hacer la autenticación de la carta de salida y llevarla al aeropuerto para que ellos pudieran viajar, Dos: llegar al aeropuerto hablar en inmigración para dar la autorización verbal y pudieran viajar ellos dos, sino autorizaban correr a la notaria para autenticar la carta de salida y Tres: llegar al aeropuerto, hacer el check-in de los tres e irme al ministerio de relaciones exteriores ( también abrían a las 8 am) para sacar mi pasaporte nuevo. ¿Cual creen que opción escogimos?

Pues nos arriesgamos y escogimos la tercera, obviamente esa noche no dormimos nada, nos levantamos a las 4 de la mañana nos arreglamos, cogimos maletas y llegamos al aeropuerto hicimos el check-in y yo salí corriendo a renovar mi pasaporte. Llegue al ministerio antes de las 7am, me tome la foto y esperar una hora hasta que abrieran. Yo era la segunda en la fila porqué de primero estaba un chico que viajaba también ese día a Atlanta de trabajo con su jefe y tenía su pasaporte vencido, dándose cuenta cuando hizo el check-in y el jefe no sabía. Por lo tanto la angustia de los dos era terrible, rezábamos, llorábamos y hasta nos reíamos. Por fin abrieron el ministerio a las 8 am entramos como unos locos pidiendo el favor que nos ayudaran, que nuestro vuelo salía a las 9:30 am. Todo el trámite de expedición del pasaporte de los dos duro 20 minutos nos ayudaron mucho y nos regañaron un poquitín. Cuando nos entregaron los nuevos pasaportes todas las personas que estaban en el ministerio nos aplaudieron y gritaban que alcanzáramos el vuelo.

Salimos corriendo, yo tenía un carro que me estaba esperando y nos fuimos, el conductor hizo maromas para llegar al aeropuerto y eso que habían muchos trancones por obras, pero gracias a Dios pudimos llegar al aeropuerto a las 9 am y a las 9:20 am ya estaba sentada en el avión con mi esposo e hijo. Cuando llegue a la puerta de abordaje las personas de la aerolínea no podían creer que yo y el otro chico estuviéramos abordando el vuelo.

Y efectivamente el vuelo a Atlanta salió a las 9:30 am muy puntual.

Conclusión POR FAVOR siempre miren el vencimiento de su pasaporte, porque nosotros solo miramos que estuviera al día la visa americana.

Monica Toro
Coordenadora de Bogotá/COL